"No siempre un bandido se esconde detrás de un antifaz". Blog dedicado a las fuentes de información médica - hugotula@gmail.com

25/3/12

Desprescripción


Uno de los principios de la prescripción prudente dice: “Suspender el tratamiento con fármacos innecesario o que no están siendo efectivos”. Pensemos por un momento cuánto nos cuesta tomar la determinación de retirar un fármaco y no están así a la hora de indicar algún tratamiento farmacológico.

En el Australian Prescriber (boletín farmacoterapéutico que recomiendo leer) se ha publicado un artículo que merece una lectura detenida, el titulo de este es Desprescribing. En él nos dan pautas de manejos para desprescribir que según los autores se define como el cese de una terapia farmacológica a largo plazo bajo la supervisión de un médico.
Hay muchas guías basadas en la evidencia que ayudan a los médicos a iniciar o comenzar un tratamiento farmacológico pero no hay muchas evidencias para guiar a los médicos sobre la retirada de medicamentos.

En este trabajo los autores proponen los siguientes preceptos a la hora de desprescribir:

  • Preparar al paciente para la desprescripción ya desde el momento del inicio del tratamiento farmacológico: el paciente entenderá muy bien que hay que monitorizar los objetivos de tratamiento y que éste se suspenderá en el momento en que los riesgos superen los beneficios.
  • Reconocer la necesidad de desprescripción: al menos ante polimedicación, reacciones adversas a fármacos, falta de respuesta, caídas o cambios en los objetivos del tratamiento por enfermedad terminal, demencia o fragilidad.
  • Priorizar qué fármacos (anticolinérgicos y sedantes en ancianos) y qué dosis retirar. Puede ser una buena opción cambiar las dosis fijas de algunos medicamentos por dosis opcionales ("si es necesario").
  • Reducir la dosis progresivamente (especialmente en el caso de beta-bloqueantes, benzodiacepinas [BZD], corticoides, opioides y levodopa), y fármaco tras fármaco. Para los fármacos psicotropos una regla práctica puede ser reducir la dosis un 25% cada mes. Y para el cese de BZD puede ser útil transferir al paciente a dosis equivalentes de diazepam (de vida media más larga que muchas otras BZD) antes de comenzar la retirada.
  • Monitorizar los objetivos de salud por si hay síndrome de abstinencia, síntomas de rechazo o reaparición de síntomas. Un estudio en ancianos polimedicados observó que sólo un 2% de los medicamentos retirados debían ser instaurados al cabo de un tiempo.

Debemos estar atentos al momento en el que los pacientes no requieran mas algún medicamento y realizar el balance riesgos beneficios en tal situación. Para recordar los Principios de para una Prescripción Prudente les sugiero la visita y lectura de la iniciativa con tal motivo.

http://www.australianprescriber.com/magazine/34/6/182/5

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Text Widget

Copyright © Un Mapache | Powered by Blogger

Design by Anders Noren | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com